Puertas de aluminio de exterior

Puertas de aluminio de exterior

Puertas de aluminio de exterior

Cambiar nuestra manera de pensar no es fácil. En nuestro cerebro existen conexiones que vinculan unas cosas con otras. Cuando pensamos en acompañar unos huevos fritos, nos vienen a la mente unas suculentas patatas, y si alguien nos dice de qué está hecha una puerta de nuestro domicilio, automáticamente pensaremos que de madera. Sin embargo, nuestro mundo evoluciona, antiguos axiomas se van derrumbando, y las puertas de nuestras viviendas ya no tienen porqué ser de madera. De hecho, crece la demanda de las puertas de aluminio de exterior, y no es una moda, sino que el mercado se está rindiendo a la evidencia de que, en muchos aspectos, superan a las puertas de material sintético o de madera.

Ventajas

  • Imagen. Seguramente, demasiado a menudo no somos conscientes de ello, pero la puerta de un domicilio es nuestro primer contacto cuando accedemos a un hogar. Y si somos fieles al refrán que afirma que la primera impresión es la que cuenta, es evidente que una puerta exterior de aluminio nos transmitirá una sensación de elegancia y modernidad, que con toda probabilidad será la antesala de una vivienda donde primará el confort. De hecho, nuestro proveedor de puertas de aluminio de exterior nos acabará de ayudar en la elección del modelo, para que su color y diseño conjuguen a la perfección con nuestra decoración interior. Ya no hablamos de la necesidad de una puerta, sino de lo que ella, por sí misma, puede llegar a transmitirnos.
  • Aislamiento térmico y acústico. Cuando nos referimos a la modernidad no nos circunscribimos a ésta sólo con la estética, sinó que también significa que  esta puerta nos debe garantizar que estemos aislados de los cambios de temperatura y de los incómodos ruidos, lo máximo posible. De hecho, las puertas de aluminio de exterior están diseñadas para combatir filtraciones y humedades, y en el caso de que estén expuestas, tampoco debemos preocuparnos por la erosión provocada por los rayos ultravioletas del sol, porque el aluminio soporta de manera excelentes estos imponderables.
  • Perdurabilidad. Nada es eterno, cierto, pero todos queremos que los materiales duren la más posible y se retrase el fatídico momento de su obsolescencia. Las puertas exteriores de aluminio, fabricadas con materiales de alta calidad, combaten los inevitables cambios de temperaturas evitando que éstas se deformen o que se contraigan, lo que podría repercutir en dificultades con el cierre de la puerta. Y, además, no necesitan mantenimiento, como mucho y al cabo de los años, lo que se podría hacer es pintarla de nuevo.
  • Seguridad. El aluminio es un material muy resistente y no hay que dejarse engañar por la apariencias: que pese poco no quiere decir que no sea fuerte. La diversidad de modelos también nos demuestra su gran versatilidad a la hora de elegir un sistema de cerradura y un tipo de llaves específico con el objetivo de que estas medidas nos ofrezcan una garantía máxima de seguridad en caso de robo. Una puerta de aluminio exterior no es una buena noticia para los amigos de lo ajeno.
  • Calidad máxima a precios competitivos. Las puertas de exterior de aluminio son puertas que no solo sobresalen únicamente por su elegancia, sino que también contienen una serie de distintivos y características que las convierten en un símbolo de calidad. Una calidad que avalan los fabricantes y que está fuera de toda duda. Lo más probable es que nunca nos cansaremos de verla y nos daremos cuenta de que nuestra inversión (nos referimos a la relación calidad precio) ha sido acertada plenamente.
  • Personalización.   Vinculada con la primera ventaja, tenemos la última, como es la posibilidad de personalizar nuestra puerta exterior de aluminio a nuestro gusto, desde la tipología y funcionamiento hasta los tiradores, las bisagras o el color de nuestra puerta. La estética es importante y poder decidir qué puerta queremos en todos los aspectos‒ es una experiencia que recordaremos. Y no sólo eso,  porque también tendremos la posibilidad de combinar nuestra puerta de exterior de aluminio con el resto de cerramientos de nuestro hogar, en este caso nos referiríamos a las ventanas, los techos, las persianas o con las puertas que tendremos en el interior que, lógicamente, también pueden ser de aluminio. En este aspecto, las puertas correderas suelen ser un complemento del agrado de la mayoría.

Conclusión

La opción de las puertas de aluminio de exterior es una alternativa más que interesante a tener en cuenta a la de tomar una decisión sobre qué tipo de puerta queremos para acceder a nuestra vivienda. Su versatilidad, tanto en la forma, como en el diseño, funcionalidad y durabilidad, así como el hecho de que cumplen de manera escrupulosa con las normas de construcción de aislamiento térmico, con las normas ambientales y de salud, son unos puntos fuertes que les confieren un valor añadido que no podemos desestimar.