¿Cómo funcionan las puertas correderas automáticas?

Puertas correderas automáticas

La experiencia de vivir en un piso o en una casa y tener la posibilidad de construir las paredes de vidrio genera la sensación de estar dentro y fuera al mismo tiempo. Algo único. Eso es posible si instalamos puertas correderas automáticas.

¿Cuánto más cristal, mejor?

Sin ninguna duda y por varios motivos. Hoy por hoy, la materia con que se confeccionan los vidrios ha evolucionado sustancialmente y se han convertido en un aislante válido, cuyo uso se está extendiendo de manera exponencial. Si a eso añadimos la calidez que confiere a los espacios, que se ven mejorados con la entrada de luz natural, estamos delante de una opción constructiva que gana enteros. Además, uno de los inconvenientes de puertas del cristal: peude ser muy pesado, se ha solucionado gracias a los automatismos que abren y cierran sin necesidad de forzar. De nuevo, el valor añadido de las puertas correderas automáticas hace que sean una de las soluciones más adoptadas en los hogares actuales.

El valor añadido de la opción de las puertas correderas automáticas

En nuestros inmuebles contamos con cristales exteriores, normalmente a través de las ventanas o de las puertas de acceso a los balcones. Lo tenemos asumido y difícilmente podríamos sobrevivir si viviéramos en una especie de búnker. Ahora, imaginémonos que tenemos la posibilidad de ganar espacios a las opacas paredes. ¿Renunciaríamos? Seguramente, no, por eso cada vez más las construcciones apuestan más por el vidrio, y en este planteamiento entran en juego las puertas correderas, generadoras de este valor añadido que combina luz y calidez.

¿Todas las puertas correderas automáticas son iguales?

Evidentemente, no. Y no hablamos sólo de los acabados o de las prestaciones en materia de aislamiento, sino también de la estética, porque queremos que se integren plenamente en nuestro espacio, que se mimeticen, como si no estuvieran. Para conseguir esta agradable efecto además, las guías para mover las hojas de las puertas están dentro del suelo y no se ven. Estructuras minimalistas, un placer para nuestros ojos.

Aislamiento térmico = consumo energético

El aislamiento también es un aspecto primordial, sobre todo, en una época donde el concepto de la sostenibilidad ya forma parte de nuestras vidas. Tenemos que ser sostenibles, ya casi por obligación. Pero esto es bueno porque conlleva una recompensa: a materiales más sostenibles, más ahorro en el consumo energético y, por tanto, menos gasto para nuestros bolsillos.

Confort y seguridad, garantizados

Las buenas prestaciones energéticas que emanan del aislamiento también deben ir bien acompañadas de otros puntos fuertes, en este caso el confort y la seguridad. Respecto al primero, las actuales puertas correderas de cristal automáticas incorporan el aislamiento acústico, evitan la estanqueidad del agua y ofrecen una importante carga de resistencia a la fuerza del viento. Y en materia de seguridad cuentan con una gran resistencia a romperse para cometer un robo y unos mecanismos de bloqueo para evitar que puedan forzar su obertura. 

¿Las puertas correderas automáticas de cristal se ensucian mucho?

Antes era casi inevitable dejar las marcas de nuestros dedos y manos en las puertas correderas y existía aquella sensación de que nunca se veían limpias. Sin embargo, con la llegada de la inteligencia domótica, existe la posibilidad de abrir y cerrar las puertas de manera automática. Nuestros dedos ahora sólo nos hacen falta para apretar el control del mando a distancia. Tener las puertas limpias ya no es una utopía.

Conclusiones

Las puertas correderas de vidrio nos ofrecen una vista infinita, elegante y luminosa, una sensación de confort, diseño de calidad, altas prestaciones en aislamiento y una solución técnica espectacular.

Como especialistas, y si existe la posibilidad, recomendamos incorporarlas a todos los espacios donde sea posible. Y si vive rodeado de naturaleza, entonces todavía brillan más que nunca.

Nuestra empresa es distribuidora oficial de Reynaers. Disponemos de las puertas Hi-Finity, que son correderas automáticas con muy poca estructura metálica, para que no rompan la estética del paisaje y las vistas. Como hemos comentado, cada vez instalamos el PAS 0, es decir, que las guías para mover las hojas están incorporadas en el suelo i resultan invisibles, ideales para un diseño minimalista. En cuanto a la CP155 tiene una estética a al que estamos más acostumbrados. Su punto fuerte es el alto aislamiento térmico y, por tanto, el ahorro en el consumo energético.

Si estás interesado o interesada en este tipo de instalación, consúltanos. Venimos a tu casa y te confeccionamos un presupuesto totalmente a la medida de tus necesidades.